Hace 200 años, las primeras Hermanas pronunciaban sus votos oficiales.

¡Bicentenario a continuación! Las Hijas de la Providencia de Saint Brieuc fundadas por Juan María de la Mennais y las Primeras Madres marcan este 25 de marzo los 200 años de su consagración oficial.

«¡Por el interés, el afecto y la protección del Padre de la Mennais por nuestras primeras Hermanas, por las que han seguido sus pasos a lo largo de los dos siglos, vivamos este 25 de marzo en la acción de gracias! » subraya la Hna, Huguette Provost, Superiora General.

El 25 de marzo de 1821, las primeras Hermanas, Marie-Anne Cartel, Marie Connan, Fanny Chaplain y Esther Beauchemin se consagraban al Señor pronunciando sus votos y recibiendo sus constituciones del Padre de la Mennais como Hijas de la Providencia.

Las Hermanas recibieron también las Constituciones de la Congregación.

La lectura de la Regla primitiva indica las visiones del Fundador, escribe el P. Laveille, en la obra “Jean-Marie de la Mennais”. Lo que quería era una congregación apropiada a las necesidades de los nuevos tiempos, que pudiera ayudarle en su misión de «reconstructor de ruinas», y trabajar, sin despertar desconfianza en las diversas obras de caridad inspiradas por las circunstancias. Un artículo asignaba como único objetivo de la nueva sociedad la educación de las personas jóvenes. El padre Juan añadió más tarde estas palabras: «Sin excluir otras buenas obras que el celo puede sugerir, según los tiempos y los lugares. »

Las primeras Hermanas pronunciaron su consagración secreta en 1818 ante esta estatua.

Las primeras Hermanas pronunciaron su consagración secreta en 1818 ante esta estatua.

Recordemos que el 25 de diciembre de 1818, las primeras Hermanas pronunciaron en secreto un acto de consagración a Dios y lo firmaron el 31 de diciembre.

 El internado de la Providencia de Saint-Brieuc se instaló en el antiguo recinto de las ursulinas. Hoy en día, la escuela continúa su actividad con dinamismo

Después de la celebración de San José, patrono de la Congregación, el pasado 19 de marzo, continúan los motivos de alegría para las Hermanas.

Después de la celebración de San José, patrono de la Congregación, el pasado 19 de marzo, continúan los motivos de alegría para las Hermanas.