“Estamos aquí reunidos para celebrar el Bicentenario de la fundación de las Hijas de la Providencia, comenzó Sor Huguette Provost, Superiora General. Hace doscientos años, unas mujeres respondieron a la llamada del Señor y se comprometieron siguiendo a Juan María de la Mennais, aquí, en Saint-Brieuc.”

El patio de la escuela maternal y primaria La Providencia está muy soleado este sábado, 22 de junio, y las autoridades religiosas están integradas por Mons. Moutel, Obispo de Saint-Brieuc y Tréguier, y la Señora alcaldesa, antiguas alumnas y educadoras y el Consejo General de los Hermanos de la Instrucción cristiana componen la asamblea de numerosos participantes – a excepción del Hno Hervé Zamor, actualmente en Tanzania, amigos y parientes de las Hermanas con las familias, el equipo educativo actual de La Providencia …

La congregación ve reunidas en este día a las Hermanas procedentes de Canadá – Saskatchewan, Quebec – de Inglaterra y de Uganda, y de laicos con los cuales han trabajado las Hermanas o han tenido relación.

En esos lugares es donde las Hermanas han implantado y desarrollado su obra educativa en 1820 después de haber estado en varios lugares de la ciudad en 1819. Así es como el antiguo edificio ocupado por las Ursulinas se convirtió en la Casa Madre de las Hermanas.

A lo largo de muchas décadas, las Hermanas extendieron su apostolado en otras ciudades de Bretaña entre ellas Combourg, St-Malo y especialmente Rennes, después a Canadá en 1897, Inglaterra en 1903, Quebec en 1947, y en varios países de África como Costa de Marfil y Uganda desde el año 2006. Las Hermanas también han estado presentes en la región de París.

La Hna. Huguette Provost, Superiora General de las Hermanas de la Providencia de Saint-Brieuc: «La Providencia sigue atendiendo designios inesperados».

» Las Hermanas vivieron el abandono en la Providencia, ocupándose de la educación de los niños y también en el cuidado de enfermos y al servicio de las parroquias, prosiguió la Hermana Huguette. Hoy día, la Providencia sigue atendiendo lugares abandonados, las Hermanas de la Providencia de Nebbi, en Uganda han surgido del viejo tronco de la congregación. »

» Para fundar hay que ser audaces y creer en la Providencia, comentó Mons. Moutel en su mensaje, pero, sin embargo, no podemos esperar  a que todas las condiciones sean favorables

Monseñor Moutel y los concelebrantes.

Vuestra congregación ha llevado muy bien su nombre: ¡ La Providencia! Damos gracias a Dios por la obra educativa y todo lo sembrado en el corazón de los niños. Queremos dar gracias por el compromiso determinado y generoso de las Hijas de la Providencia.

En vísperas de la ordenación de Gaëtan Lormel como sacerdote y David Plantet como diácono en la iglesia de San Miguel, en Saint-Brieuc, les aconsejaría de buena gana que hablaran un poco con las Hermanas preguntándoles cómo abrirse a la Providencia, a la bondad de quien nos da el pan de cada día y que se cumpla la voluntad de la Providencia …”

El escudo de la congregación

Es hermoso también ver cómo ayudáis a las Hijas de la Providencia de Nebbi, en Uganda. «

Actualmente las Hermanas están presentes en Francia, en Saint-Brieuc y Rennes, Canadá, Inglaterra y Uganda.

+ Una presentación de 46 minutos sobre los 200 años de las Hermanas de la Providencia ha sido realizada por Sor Régine Pointier. Contacto : r.pointier@orange.fr 

Sr Guinard director de la escuela La Providence,con Hna Régine Pointier, quien realizó la presentación de 46 minutos sobre los 200 años


La Congregación de las Hermanas ha contribuido de manera decisiva a la renovación y reorganización del colegio entre 2012 y 2018.

+ Octubre de 2020. 200 años de la Providencia. El 11 de octubre de 1820, las Hermanas se instalaron en el recinto de la Providencia. En octubre de 2020 se cumplirán los 200 años en la Providencia.

+ Bicentenario en Quebec. El próximo 4 de agosto tendrá lugar una celebración en Longueuil, Quebec, y el 15 de septiembre en San Juan, en la parroquia de San Lucas.

El 10 de junio de 2018 tuvo lugar una celebración en Prince Albert, Canadá, y el 17 de junio de 2018 en Saskatoon.