La Casa generalicia de la La Salle en Roma acogió el sábado, 24 de noviembre, por la tarde el 4o encuentro de religiosos Hermanos, organizado por el grupo ” Tutti Fratelli “. En total se reunieron más de cien Hermanos residentes en Roma – Entre ellos 15 Hermanos de la Instrucción Cristiana – pertenecientes a una quincena de Congregaciones, que se reunieron para vivir y anunciar la fraternidad, uno de los rasgos más particulares de esta forma de vida consagrada.

Después de un primer tiempo de acogida, el Hermano Ernesto Sánchez, el Superior General de los Hermanos Maristas, transmitió un eco de su participación en el último Sínodo. Además del mensaje y del documento cuyas grandes líneas nos presentó, nos compartió su  agradecimiento y testimonio en cuanto a la asistencia tan próxima y fraterna del Papa Francisco cada día junto a los casi 300 participantes. ” Una atención a cada uno y cada día “.

Este año, el tema del encuentro era  “Hermanos de los jóvenes “. Nos repartimos en cuatro grupos lingüísticos. En cada grupo, un o una joven compartió con nosotros con toda sencillez y, a veces, con una cierta emoción, lo que ha recibido en el contacto con los Hermanos, lo que ha sido tan importante para él, y lo que espera de los Hermanos hoy.

Momento de oración, todos juntos en la capilla

En cada grupo hubo un tiempo de oración con la parábola del Buen Samaritano, después todos juntos, en procesión silenciosa, se reunieron en la gran capilla de la Casa generalicia, para concluir este tiempo fuerte de Fraternidad.
Acabamos con una comida en la que tuvimos la oportunidad de encontrarnos de una manera mas cercana, para conocernos mejor y reconocernos como “Hermanos”.

¡ Ágapes finales !