Luego del Congreso de Jóvenes Menesianos del Cono Sur, prosiguen los encuentros en tierras cordobesas en Bialet-Massé, Argentina. Los equipos directivos de los centros educativos de Argentina, Chile y Uruguay, se reúnen hasta el sábado para profundizar en el rol del directivo en la transmisión de la herencia menesiana.

Nos preguntamos por el aporte y la responsabilidad del equipo directivo en la identificación carismática de la Institución, cómo aportar a ello, que experiencias proponer a los educadores para que crezcan en la identificación con el proyecto, cómo hacerlo personalmente y contagiar vida a otros.

Todos terminamos con un buen sabor de boca. Gustó la propuesta. Disfrutamos del compartir y de la construcción conjunta. Confirmamos que es esencial a nuestra tarea el trabajar sistemáticamente en el proceso de identificación carismática y no dejarlo librado al azar.

Los lazos se estrechan, el entusiasmo de compartir una misma identidad y el compromiso de pensar juntos caminos de vida para el carisma en estas latitudes se profundizan.

No se trata sólo de gestionar lo urgente. Estos días son para sugerir líneas para preparar el futuro.

La voz de los jóvenes se hacen sentir a través de sus testimonios. Vale la pena continuar entregándose en esta misión para que nuevas generaciones descubran la alegría de vivir según el Evangelio inspirados en las intuiciones de Juan María de la Mennais.

Noticias : HH. Guillermo y Benito