Nuevo. Un libro de bolsillo sobre Juan-María de la Mennais.

Hno. Jean-Pierre. «¡No se sale indemne de un encuentro como este! »

¡Inédito! Juan-María de la Mennais se cuenta a sí mismo por primera vez. Tomó la pluma para releer su vida, pero más aún para abrir horizontes, entregar el corazón de su vida, su testamento. Y cuenta en este libro de bolsillo cómo la miseria educativa ha cambiado su vida hasta el punto de transformarla radicalmente y de convertirse en Fundador. Ofreced este libro, abrid este libro, hablad de este libro: ¡ Es un fuego y una fuente a la vez !

Encuentro con el Hno. Jean-Pierre Le Rest, autor de «Juan-María de la Mennais – Cuaderno de bitácora de un fundador», que acaba de aparecer en versión francesa y en versión española. La versión inglesa está en proceso de cierre. El Hno Jean-Pierre es profesor de filosofía y animador pastoral. Ha acompañado a grupos de jóvenes y adultos en Bretaña, Polinesia y Haití donde se encuentra actualmente. ¡Preguntas directas al autor con expresiones llamativas y despeinadas!

¿En qué te ha marcado este trabajo y te ha llamado la atención?
« ¡No puedo salir ileso de un trabajo como este! Me impresionó el realismo de Juan-María de la Mennais: toma las cosas, las personas y las circunstancias como son y reacciona de manera muy concreta.

Me ha conmovido la importancia que concede a la amistad y la perspectiva que lo habita de la vida después de la muerte: la vida humana es corta y preciosa, por eso hay que llenarla de amor. A medida que escribía estas páginas, me sentía llamado a más verdad y fidelidad a mi bautismo y a mis votos. »

¿Cómo puede este recorrido de vida ser fuente de alegría hoy día?

« Constantemente enfrentado a todo tipo de problemas, encuentra una alegría duradera y comunicativa en la certeza de la presencia de que Dios lo ama. La experimenta como resultado de su búsqueda de la felicidad para sus hermanos y hermanas en humanidad. También me conmovió su humor, especialmente en las cartas a sus amigos. »

¿En qué puede este recorrido de Juan María de la Mennais unirse a las preocupaciones de los jóvenes de hoy?

Juan María de la Mennais confía en los jóvenes ; se atreve a enviar a las primeras escuelas a Hermanos que apenas tenían veinte años.

Sabe que a los jóvenes les gusta que se les proponga un ideal elevado con desafíos que afrontar. Les pide que luchen con todas sus fuerzas contra las pobrezas multiformes proponiendo medios para salir de ellas. Los invita a llevar una vida sencilla.

Les pide que trabajen juntos, no sólo en su propio país, sino también fuera de las fronteras. Quiere darles a conocer y amar a un Dios que ha tomado rostro de hombre. »

Práctica. Juan María de la Mennais. «Cuaderno de bitácora de un fundador» – Libro de bolsillo de 200 páginas. Pedirlo al Hermano Provincial o Visitador.

De izquierda a derecha: el Hno Louis Balanant, el Hno. Jean-Pierre Le Rest y el Michel Tanguy.

El equipo de realización de la obra ha estado compuesto por el Hno. Jean-Pierre Le Rest, autor, el Hno. Louis Balanant, encargado de las fuentes históricas y Michel Tanguy, director de información. Agradecimientos al traductor en lengua española, el Hno. Mariano Gutiérrez, y en lengua inglesa: los Hnos. James Hayes y Claude Beauchesne.

        En el lanzamiento de este libro el Hermano Jean-Pierre interpela a los jóvenes

«¿Quieres ser feliz y tener éxito en tu vida? ¡Compártelo! »

Hermano Jean-Pierre, ¿has identificado 3 o 4 preguntas centrales de los jóvenes de hoy que les preocupan en la construcción de su vida?

Creo que las grandes preguntas que los jóvenes se plantean hoy, cuando aceptan plantearse esas cuestiones y no se apartan de ellas, son las siguientes:

  • ¿Qué mundo nos espera, en qué mundo nos vamos a comprometer?
  • ¿Es posible un amor duradero?
  • ¿Encontraré trabajo? Y también: ¿Cuánto ganaré sin «trabajar demasiado»?
  • ¿No son las religiones una fuente de violencia? ¿Qué diferencia hay entre creer o no?

Hay también preguntas que no se plantean necesariamente y sobre las que podemos interpelarlos:

  • ¿Estoy convencido de que puedo aportar mi contribución a este mundo para que sea mejor?
  • Según lo que yo soy, ¿cuál debe ser esta aportación para hacer avanzar este mundo?
  • Si no me comprometo, ¿quién hará lo que es mío?
  • ¿Me atrevo a hacerme estas preguntas cuando reflexiono sobre mi orientación?

¿ Cuáles son las fuentes de inspiración propuestas por JM de la Mennais para crecer en una vida de joven actual ?

Es bueno pensar en el sentido de esta palabra inspiración: Esta palabra evoca la respiración, una respiración que provoca. La respiración es la vida. Se dirá de alguien que tiene aliento. Se dirá de un autor que está inspirado, que su obra tiene aliento.

Se habla también de las inspiraciones del Espíritu Santo, es decir, de las sugerencias que nos hace discretamente y que son siempre del orden de la novedad. El origen de todas estas palabras es el latín «Spiritus».

Vemos, mirando nuestra propia vida, que algunas personas nos han arrastrado como un soplo aspirante, hacia arriba.

¡Así fue Juan María de la Mennais para los Hermanos que él lanzó a la vida y sigue animando hoy!

  • Propone a los jóvenes que se dejen inspirar por los santos y los héroes que han hecho y siguen haciendo avanzar el mundo. Más que las ideas, son personas que cambian las cosas, que cambian la vida social, que inspiran el progreso.
  • Nos propone que escuchemos el soplo de nuestro mundo que, en muchas zonas, puede agotarse.
  • Propone a los jóvenes, como el papa Francisco, que sigan a Cristo, con un seguimiento ciertamente exigente, pero que puede cambiar este mundo.

¿Por qué JMLM puede ser un punto de apoyo para ayudar a un adolescente o a un adulto joven a construirse?

En primer lugar, porque era un hombre como nosotros, con una familia que no era perfecta, en un contexto socioeconómico determinado que quería mejorar.

Luego, porque la narración de su vida es inspiradora. Finalmente, por su realismo ; no lloró sobre su tiempo. Lo miró a la cara y lo agarró con sus brazos. Hizo progresar de manera notable la sociedad de su tiempo mediante la educación de la juventud.

Muchos jóvenes buscan brújulas, puntos de referencia, faros. ¿Cómo puede JMLM hablarles?

En efecto, al escribir su cuaderno de bitácora, Juan-María recordó que, a menudo, ha hecho un balance para guiar su vida teniendo en cuenta los signos y las señales.

Hay dos maneras de responder a esa pregunta. Preguntándose cómo hablaría hoy a los jóvenes, o preguntándose el contenido de lo que les diría.

Les hablaría de manera directa y sin rodeos, atreviéndose a hacerles preguntas que molestan y que no siempre se atreven a hacerles, quizás porque tienen miedo de que les miren mal.

A veces decía a los jóvenes: Si os dicen claramente algunas cosas, experimentaréis a ese ciego de nacimiento que descubre de repente un mundo que no conocía y que, por supuesto, se maravilla de él. Y él les diría:

  • ¡Si supierais lo mucho que Dios os ama, más que vosotros mismos, quienquiera que seáis y lo que haya sido vuestro pasado!
  • Lo que Dios ama de ti es lo que quieres ser.
  • Tenéis una misión que cumplir en este mundo: esto es lo que da sentido a vuestra vida.
  • Nada está escrito de antemano, ¡es vuestra tarea inventar vuestro camino!
  • No te dejes inmovilizar ni encerrar por tus smartphones: ¡Vive en el mundo real!
  • Encuentra la belleza del trabajo manual y si este es tu trabajo, encuentra en él tu felicidad.

¿Cómo puede un joven desarrollar y crecer en una vida interior y/o espiritual hoy? ¿En qué apoyarse? ¿Qué consejos?

Hablar de la vida interior no es contraponerla a la vida exterior. ¡Al contrario! Pero hay que reconocer que la sociedad actual lleva a los jóvenes a vivir fuera de sí mismos. Experimentaron lo que San Agustín, contando su historia personal, decía releyendo el período de su vida que fue llenado por los entretenimientos: «Tú estabas dentro de mí y yo estaba fuera de mí y fuera de mí te buscaba. »

Es urgente desarrollar hoy en los jóvenes el sentido de la interioridad. No sólo como lo hacen todos aquellos, cada vez más numerosos, que buscan experimentar a través del yoga y otras prácticas similares. En estos momentos de calma, de recogimiento, no se trata sólo de encontrarse a sí mismo, lo que ya es algo, sino también de descubrir una presencia en lo íntimo de sí mismo, la presencia de Dios.

Las parroquias y las escuelas deben proponer a los jóvenes que vivan tales experiencias. Así como los grupos donde pueden insertarse.

No es tan difícil enseñar a los jóvenes a orar a partir del Evangelio o a partir de textos fuertes. Pienso, por ejemplo, en el libro «Youcat, jóvenes, oración», que me parece notable en este sentido.

En los numerosos retiros de niños que animaba, Juan María de la Mennais se maravillaba de ver cómo los niños eran capaces de tales experiencias de interioridad.

¿Cómo puede un joven experimentar un camino de interrogación -que puede convertirse en camino de fe o no- en el seno de un colegio Menesiano?

Para empezar, cabe recordar algunas evidencias:

Sólo se desea lo que se conoce.

  • La fe, como dice san Pablo, nace de la escucha de la palabra de Dios
  • En el seno de una escuela menesiana, la interrogación nace ante todo del ambiente reinante, trabajo serio, vida en común, responsabilización de los jóvenes, relaciones de calidad entre los educadores y los jóvenes.
  • El testimonio de los «maestros» es la primera fuente de interrogación para los jóvenes. ¿Dónde está esta preocupación?
  • Juan María de la Mennais difícilmente comprendería que no se anuncie explícitamente a Jesucristo en las escuelas que pertenecen a lo que se llama precisamente la red menesiana. Nos pide que «anunciemos a Jesucristo»: ¿Podría la publicidad hacerlo mejor que nosotros cuando solicita a los jóvenes de muchas maneras?
  • Por lo tanto, se necesitan personas que se atrevan a anunciar la palabra de Dios.
  • Se necesitan tiempos y lugares donde ésta pueda ser dicha y escuchada.

Si JM LM tuviera que hablarle al corazón de un joven de hoy, ¿qué le diría?

Él le diría:

  • ¿Quieres ser feliz y tener éxito en tu vida? ¡Entrégala, ofrécela, compártela! Sea cual sea tu elección de vida, soltero o casado, sólo el egoísta equivoca su vida.
  • No protestes contra el mundo actual si no estás decidido a ayudar a cambiarlo. Estoy de acuerdo con el Papa Francisco cuando dice: ¡Jóvenes, no os quedéis en el balcón observando lo que pasa! ¡Actuad!
  • Aprende a amar. Si hay hoy tanta violencia, si tantas parejas se separan, es porque los seres no saben amar. Aprende a amar, es decir, a poner al otro por encima de ti.
  • Sin la ayuda de Jesús, tendrás muchas dificultades: lo que cuenta es el cambio de tu mirada. Es necesario que puedas mirar a cada hombre como Jesús lo mira.
  • Vosotros, haced ejercicio físico. De lo contrario, ¿qué salud tendrás a los 50 años?

Si JMLM estuviera hoy con nosotros, ¿qué viviría?

  • Viviría en la intimidad de Cristo preguntándose en todo momento: «Jesús, si estuvieras ahora a mi lado, ¿qué harías? »
  • Él interrogaría vigorosamente a los jóvenes sobre lo que da la calidad a una vida: la acumulación las riquezas o el sentimiento de hacer aquello para lo que uno está hecho?
  • Él les explicaría a los jóvenes el valor del trabajo manual y descubriría su belleza.
  • Se atrevería a plantear a los jóvenes preguntas muy directas sobre su vocación y sobre la vocación a la vida consagrada: «¿No crees que Dios te llama? »
  • Él entrenaría a los jóvenes al servicio de los pobres de nuestro tiempo. Es una experiencia única que abre los ojos al mundo real y conduce a relativizar sus propios problemas.

¿Y estaría presente y activo cómo y con quién?

  • Estaría presente al lado de sus Hermanos, los religiosos, y los animaría a continuar su tarea de servicio.
  • Apoyaría a los jóvenes y adultos que comparten su proyecto educativo y les haría maravillarse ante la grandeza de su vocación.
  • Multiplicaría los grupos, quizás también por Facebook, que permitan a los jóvenes encontrarse, compartir sus vidas y apoyarse mutuamente.

También impulsaría la Enseñanza Católica a profundizar, enriquecer y vivir plenamente su alma. »