Unos 90 jóvenes de las distintas comunidades menesianas de Argentina-Bolivia-Chile-y Uruguay, se reúnen para profundizar su fe y convertirse en ángeles de otros jóvenes que buscan a Jesús entre los muertos sin darse cuenta de que El ya vive en sus corazones.

Esta mañana, después de las presentaciones, los jóvenes de Chile, nos introdujo en el tema de la realidad del joven latinoamericano. Los jóvenes de Chile nos demostraron sus cualidades artísticas compartiendo sus bailes típicos.

Esta tarde, jueves de la fraternidad, viviremos como jóvenes menesianos la celebración de la Última Cena y así entraremos en en Triduo Pascual.